FELIZ DÍA DE LA MUJER

thumbnail_SAVE_20190308_093532

Hoy día 8 de Marzo, día de la mujer celebramos,

a la calle salimos entre gritos, vítores y cantos.

El mundo queremos cambiar

y a la mujer un papel más importante le queremos dar.

Eso está genial y honro a todas las mujeres,

que por ello han luchado y hasta su vida, han dado.

Pero hoy en día, esa lucha debemos cambiar,

pues la violencia no es buen consejero,

sirve para generar más violencia

y tan sólo es pájaro de mal agüero.

Los cambios en nosotras debemos empezar,

la construcción de una sociedad mejor y más igualitaria,

es un gran reto y la pregunta del millón sería:

-“Pero, ¿por dónde empiezo?”-

Pues puedes empezar con la educación y el respeto,

honrando a todos tus ancestros,

respetándote a ti misma y a los de tu entorno,

educando con cariño y equidad,

todos somos iguales y necesarios,

pues mujeres sin hombres no existirían,

y hombres sin mujeres tampoco acertarían.

En unión, todos juntos, con pequeñas acciones,

y un futuro en común, lleno de esperanza e ilusión,

podemos ser el ejemplo de una nueva forma de ver la vida,

un futuro diferente, donde todos tenemos algo que aportar,

tan especial y único, como la más variada diversidad.

Así que, sería algo maravilloso,

que a partir de este día,

todos nos volviéramos un poco más comprensivos y bondadosos.

Darnos la mano, ayudarnos,

sonreírnos y respetarnos.

Si ese día, nuestros hijos o nietos  lo logran ver,

yo personalmente me daré por satisfecha,

por nuestro buen hacer y mejor cosecha.

Y colorín, colorado,

este cuento se ha acabado,

espero haber tocado alguna conciencia,

o ayudar a que los cuentos sean diferentes,

que esta vez comiencen por:

-“Érase una vez una niña/un niño corriente,

que en su casa feliz vivía,

jugaba mucho con sus padres

y con pequeñas cosas, se divertía,

pues tenía lo más importante:

-cariño y atención,

paciencia e ilusión.

Y teniendo estas cosas tan básicas,

todo lo demás, ello sólo llegaría…”

taller_oct

 

 

 

 

Anuncios

LO QUE NO QUIERO PARA SAN VALENTÍN

thumbnail_FB_IMG_1549975036377

Para San Valentín, no quiero rosas,

deseo ver cómo florecen en el campo esplendorosas.

Ni tampoco quiero joyas caras,

sólo bañarme en un río y disfrutar de sus cascadas.

No quiero falsas promesas de amor,

me conformo con unas bellas palabras que salgan de tu corazón.

No necesito una fecha señalada,

si estoy a gusto contigo,

en este día no me apetece una comilona,

me da igual comerme una ensalada.

Disfrutar de tu compañía, yo únicamente te pido,

que aquella persona de la que me enamoré,

me la vuelva a traer Cupido.

Una relación sana, sincera,

cariñosa y verdadera, yo simplemente anhelo.

¡Qué sigas haciéndome reír, sí, muchooo

hasta que se me salte el braguero!

Y que podamos disfrutar de la vida.

de todas sus bondades,

que tenemos mucho que agradecer, mucho

y a veces se nos olvida o lo damos por hecho.

Así que, de aquí en adelante,

te propongo que hagamos un trato:

-No pienses sólo en esta fecha,

para acordarte de que existo.

Piensa en mí los otros 364 días,

sí, cada día tan sólo un poquito-

Vamos a dejarnos de rutinas y de miserias,

salgamos a bailar o a pasear, aunque sea.

Disfrutemos de esta vida tan bella,

de sus radiantes amaneceres,

o de esas puestas de sol,

que son verdaderos placeres.

Cojámonos de la mano,

dejando latir nuestros corazones,

leamos poesía o hartémonos a bombones.

Recuerda el niño pequeño que fuiste,

alegre y jovial,

que yo recordaré a mi princesa,

desgarbada y especial.

Y juntos volvamos a jugar,

a crear castillos de arena,

o hacer pompas de jabón,

algo… lo que tú quieras,

que nos recuerde que vivir,

simplemente, vale la pena.

Olvidemos el pasado,

pues sólo nos queda el presente,

piensa que los años se consumen

y se marchita hasta la mente.

¡Démonos otra oportunidad,

de poder esta vida saborear!

Yo me cuido y me pongo guapa,

y tú me dices:

-” ¡El frotar se va a acabar!”-

Empecemos hoy desde cero

y con nuestro amor,

recorramos grandes distancias,

los límites de nuestra vida

y por qué no,

el mundo entero.

thumbnail_FB_IMG_1549835255865

 

 

CARTA A MI NIÑA INTERIOR

img_20190120_175030

Querido diario,

Hoy mis letras van dedicadas a tí, mi niña interior.

“Querida y amada  niña Silvia,

Llevo mucho tiempo queriendo escribirte una carta de agradecimiento y hasta ahora no había tenido la suficiente valentía.

Pero hoy ha llegado ese día tan especial para mí.

Primero de todo, quiero agradecerte que siempre has estado ahí, serena, paciente, alegre y juguetona, pero yo no he sabido apreciarte lo suficiente porque estaba encerrada en mi papel de víctima, en mis rutinas diarias y preguntas repetitivas de:”¿Por qué a mí?

Cada vez que intentabas decirme algo, yo te desplazaba y te decía:

-” Ahora no, no tengo tiempo para juegos”

Y tú cada vez te ibas entristeciendo y encerrando más y más y yo cada vez me iba desconectando de mi propia esencia, de mi identidad, de ti, hasta que llegó un momento en que no existía ninguna relación entre nosotras.

Yo vagaba por el mundo de forma autómata, sin ninguna pizca de emoción en mi vida y tú, a pesar de saber que esta situación duraría años y años, siempre dejaste una rendija abierta en la puerta de mi corazón, por si un día decidía volver.

Y ese día llegó.

No de la forma que a mí me hubiera gustado, pero llegó.

En forma de tormenta la vida agitó todas mis ramas, hubo rayos y truenos y mi cuerpo quedó hecho añicos, mi cuerpo se quedó reducido a cenizas y solamente me quedabas tú, mi esencia, como una simiente, latente, pendiente de un hilo, pero viva al fin y al cabo.

Y en ese momento, tú abriste tus brazos y me cobijaste, me dijiste palabras bonitas y me empezaste a cuidar.

Empezaste a hablar más conmigo, a acariciarme y a ayudarme a mirar más en mi interior, cultivando esa sabiduría innata que cada uno llevamos en nuestro interior “de serie”.

Y era curioso, porque a pesar de estar en un estado lamentable y saber que había tocado fondo, me sentía feliz, plena, conectada conmigo y con el mundo.

Y empezaste a darme recursos para poder seguir adelante de una forma diferente a la anterior y a valorar todo aquello que me rodeaba, pequeños detalles, pero sobre todo empecé a sentirme amada, no por nada exterior ni por nadie, sino amada por mí misma, por mi esencia, por mi interior, por ti, pequeña gran Diosa.

Y es increíble porque a la vez que iba sanándome desde mi interior, mi exterior iba cambiando.

Me encontraba más alegre, más divertida, disfrutaba más de las pequeñas cosas e iban apareciendo en mi camino personas en la misma sintonía que hacían que sintiera que avanzaba en la dirección correcta y eso me iba llenando de satisfacción y alegría, dejando atrás la persona altiva, egoísta y mundana que un día fui.

Hoy por fin, además de haber concluído una etapa de aprendizaje a todos los niveles y ver la vida como una maestría, llena de retos y momentos de superación, también la veo llena de sabias enseñanzas y de momentos de alegría, satisfacción y felicidad.

Hoy camino de la mano a tu lado, me siento orgullosa de ser tan especial y tan bella, te doy las gracias de nuevo por haber estado ahí siempre y saber que siempre estarás, que no hará falta que caiga a las profundidades de mi propio ego para que te tenga en cuenta, sino que cada vez que quieras decirme algo desde tu sabiduría ancestral, no necesitaré nada más que mirar en mi corazón y dejarme llevar.

Te quiere,

Silvia adulta.”

orlco-art-wolf-howling-at-red-moon-animal-in-dark-fire-printing-on-canvas-pictures-decortion.jpg_220x220q90

Y por último, quiero terminar con una sabia cita:

  • Cuenta una antigua leyenda de la India que Dios quería ocultar la verdad y dijo: “Quiero que la gente la encuentre interesante y el único lugar donde quiero esconderla es en sus corazones, porque buscarán por todas partes, hasta que descubran que está en su corazón”.     Deepak Chopra.

 

 

OESTE

IMG-20171104-WA0002

Eloy (Chache para mí),

siempre fiel y bondadoso,

eres un gran padre,

afectuoso y responsable esposo,

un hermano muy especial

y un hijo maravilloso.

Dotado de un extraordinario corazón,

una bella persona, con infinito tesón.

El poder de reinvención fluye en ti cuál ciclón.

Entre tus máximas están:

“Al mal tiempo, buena cara.

¡Qué más da el qué dirán!

Haz el bien y no mires a quién…”

Todo lo bueno que tú practicas,

vuelve a ti de una forma sosegada y pacífica.

Tu camino tienes claro

y sin duda alguna,

con gran esfuerzo y mucha pasión,

tus sueños se harán realidad

y algún día, la docencia realizarás.

Unos valores atemporales posees,

y por eso, en otra época te ubico,

cabalgando a la vera del mismísimo Cid Campeador,

luchando por una buena causa,

con mucho anhínco y enorme valor.

La música corre por tus venas,

con alegría y tu teclado en mano,

montas una “fiestuqui”, un musical,

o sacas de la chistera una obra teatral.

50 años cumples,

por cierto, muy bien llevados,

a tu lado estamos toda tu familia,

que te queremos un montón,

hoy aprovechamos para brindar por ti,

por tu especial día, por tu belleza,

te mandamos todo nuestro amor,

te lo digo de corazón.

Por último y ya para despedirme, te digo:

“¡Viva la madre que te parió,

bendecido tú estás desde que naciste,

sé feliz y disfruta de la vida

y ojalá todo lo bueno que está por venir,

te pille con una gran sonrisa!”

 

Con tu admirado Elton John y como no, con su música, hoy te quiero homenajear:

THIS IS YOUR SONG

“How wonderful life is while you are in the world”

¡¡Te quiero, hermano!!

Un beso gigante desde mi humilde blog.

Silvia.

LA LLAVE DE LA FELICIDAD

la-llave-de-la-felicidad

-Abuelo, ¿me cuentas un cuento?

-¡Claro que sí, siéntate y escucha atentamente!

“Al principio de los tiempos, los dioses se reunieron para crear al hombre y a la mujer. Lo hicieron a su imagen y semejanza, pero uno de ellos dijo:

-Un momento, si vamos a crearlos a nuestra imagen y semejanza, van a tener un cuerpo igual al nuestro y una fuerza e inteligencia igual a la nuestra. Debemos pensar en algo que los diferencie de nosotros, de lo contrario estaremos creando nuevos dioses.

Después de mucho pensar, uno de ellos dijo:

– Ya sé, vamos a quitarles la felicidad.

– Pero… ¿dónde vamos a esconderla? – Respondió otro.

– Vamos a esconderla en la cima de la montaña más alta del mundo.

– No creo que sea una buena idea, con su fuerza acabarán por encontrarla.

– Entonces… podemos esconderla en el fondo del océano.

– No, recuerda que les daremos inteligencia, con la cual, tarde o temprano construirán una máquina que pueda descender a las profundidades del océano.

– ¿Por qué no la escondemos en otro planeta que no sea la tierra?

– Tampoco creo que sea buena idea, porque llegará un día que desarrollarán una tecnología que les permita viajar a otros planetas. Entonces conseguirán la felicidad y serán iguales a nosotros.

Uno de los dioses, que había permanecido en silencio todo el tiempo y había escuchado con interés las ideas propuestas por los demás dijo:

– Creo saber el lugar perfecto para esconder la felicidad, donde nunca la encuentren.

Todos le miraron asombrados y le preguntaron:

– ¿Dónde?

– La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán.

Todos estuvieron de acuerdo, y desde entonces el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin darse cuenta que la lleva consigo”…

821394_1[408379]

 

 

CONFIDENCIAS DE UN CENTENARIO

 

73ec8a09d5f8c3c07ed099341d5b31d7

Caen las hojas en otoño,

caen al ritmo de mi melancolía,

unas caen lentas, suaves, acariciando la brisa,

otras como un guiño, pasan casi desapercibidas;

bailando al mismo compás con el viento, se precipitan la mayoría.

Tonos anaranjados, ocres, rojizos y amarillos,

los vislumbro cual paleta de colores.

El verano, ¡Cómo lo echo de menos!

Con su sol radiante y sus maravillosos olores,

con la alegre algarabía de los pájaros

y cómo no, con sus brillantes flores.

Ahora es tiempo de recogimiento,

de mirar hacia adentro,

de soltar todo aquello que ya no sirve,

y poder coger fuerzas,

para soportar el duro invierno.

Cuando miro a mi alrededor,

la mayoría de mis camaradas ya están desnudos,

menos mal que algunos nos resistimos,

llevando la contraria, simplemente siendo diferentes,

dando al paisaje, de verde esperanza unos toques.

Aquel pino de allí,

también es de los míos,

Se muestra desafiante y altivo,

y soporta bien el frío.

Qué efímera es la gloria

y qué pena me da el pobre,

cuando lo pille la procesionaria,

no va a dejar nada de esa mole.

Esa oruga pequeña y silenciosa,

va ascendiendo por su tronco,

muy lenta y sigilosa.

Cuando consigue alcanzar su pequeño-gran objetivo,

echa un ovillo como si una merina fuera,

le chupa la savia, las entrañas,

no deja un ejemplar vivo.

Cuál parásito indestructible,

le da igual la altura, el tamaño o el grosor,

aquí caen tanto grandes como pequeños,

los corta como un serrucho demoledor.

Sin ruido, sin apenas movimiento,

en su interior, todo queda destrozado.

Yo les oigo agonizar

y me gustaría poder ayudarles,

pero estoy tan cansado

y pesan tanto mis anillos y ramas,

que ni decirles si quiera, puedo palabras.

Hace tiempo que vivo por vivir,

pero aguanto porque sé que de mis frutos sacan algo maravilloso,

el oro líquido, ellos le llaman,

y que aquí en el Mediterráneo,

lo venden a precio de oro como si fuera una tisana.

De él mil recetas han sacado,

y dicen los entendidos,

que tomarlo mejora su salud

y les encanta desde al pequeño agricultor,

hasta a el gourmet mayor.

Pero a mí no me tratan como tal,

cuando me varean me duelen las ramas,

van a destajo y todo les da igual,

se creen que por ser un árbol no merezco ningún mimo ni cuidado;

Que de cualquier manera pueden tratarme,

no se dan cuenta de que si fueran más delicados conmigo,

yo les daría mis aceitunas

más grandes y más bonitas,

sin necesidad de tanto movimiento ni de tanta maquinita.

Mira que cuando están cerca, se lo intento comunicar,

les mando una paloma mensajera,

¡Sólo le falta el sobre, de verdad!

Pero ellos están ciegos y sordos,

sólo quieren el máximo beneficio,

como si yo o cualquier otro,

fuéramos acaso su piso.

¡No soy de su propiedad,

y la naturaleza no es de nadie!

Sólo estamos aquí de forma desinteresada,

la tierra nos ha parido para tener con ellos un detalle;

sobre todo con los más pequeños,

para que el día de mañana,

no existamos sólo en sus sueños.

Suerte van a necesitar,

pues cuando esos pequeñines crezcan,

no sé si quedaremos árbol alguno en pie,

o algo que a una planta se le parezca.

Echo de menos a sus antepasados,

que utilizaban los recursos justos

y cuando te querías dar cuenta,

te habían colgado una prenda,

o a tu lado algo maloliente habían plantado.

Supongo que esta melancolía,

viene de los años que ya me pesan;

centenario olivo dicen algunos que soy,

aunque yo ya he perdido la cuenta.

Siento que ya no tengo fuerzas,

de vivir más estaciones,

no quiero ya ni dar frutos

ni aguantar muchos más sermones.

Sólo quiero fundirme con la tierra,

en una chisporroteante hoguera,

escuchar el sonido de gaitas

y que dancen a mi alrededor las meigas.

Asi que a esa malvada procesionaria,

voy a mandarle una paloma mensajera,

con mi nombre y dirección

y hasta mi mail si ella lo quisiera,

para que no se equivoque de árbol,

y que por favor venga a mi derrededor,

y en vez de atacar a esos pequeños pinos,

tan tiernos e indefensos,

les deje de una vez en paz

y que se cebe conmigo,

yo le doy todo mi tronco enterito.

Le cedo toda mi savia,

y a cambio sólo le pido,

que  me de otro destino,

donde pueda descansar,

al final de mi camino.

11

NORTE

20170727_085255

“Encarna,

fantástica hermana,

no hay nada que se te resista,

tan pronto tejes una bufanda,

como cocinas una tarta de manzana.

En tu mundo no existe la pereza,

ni en tu vocabulario la palabra “no puedo”,

eres un ejemplo de perseverancia y tenacidad;

Y si para ayudar a alguien a la luna hay que ir,

no te lo piensas ni un segundo y allí te marchas,

sin ni siquiera pasar por la estación espacial.

Tu mirada al frente, siempre valiente,

en la playa te encanta estar, da igual al norte que al este,

mientras tengas mar, lo demás puede esperar.

Cuando en ella estás, te fundes con la brisa,

te metes en el agua y por las olas te dejas acariciar.

En una etapa fabulosa entras,

no mires la edad, ni esas pequeñas imperfecciones,

la verdadera belleza es la que está en nuestros corazones.

Mira a tu alrededor y déjate querer,

pues los demás deseando estamos,

de darte un fuerte abrazo, tirarte de las orejas;

¡¡Desearte muy Feliz Cumpleaños,

decirte lo mucho que te queremos!!

En este día tan especial

y el resto de los días por igual.”

cumple

¡Esta entrada se la dedico a mi querida hermana Encarna en el día de su cumple con todo mi cariño! 253253018008212.png